River da la vuelta a fin de año y Rosario es de Central

0
142
Festejo atragantado

Tras el mal paso en la Superliga, que lo encuentra 17º a 15 unidades de la punta, y el golpazo de la Libertadores, eliminado cuando tenía tres goles de ventaja frente a Lanús, River pudo celebrar. En la final de la Copa Argentina, venció en un atractivo partido al siempre entretenido Atlético Tucumán. El Millo dominó desde el inicio, y pese a que los tucumanos contaron con las mejores situaciones de gol tras los tantos iniciales en la primera mitad, el equipo de Gallardo impuso su jerarquía en partidos decisivos en el segundo tiempo y con un golazo de Nacho Fernández se llevó un título para terminar el año celebrando. El campeonato menos esperado, es cierto, pero al menos un motivo para brindar en las fiestas.

Boca, líder anual

La Tierra habrá realizado una vuelta completa en su órbita del Sol y, como en el momento en que inició. Boca será el único puntero del fútbol argentino. El equipo de Guillermo tuvo baches, especialmente en el final del torneo pasado cuando River se le acercó peligrosamente y luego de las lesiones de Gago y Benedetto ya en la Superliga. Pero logró la constancia suficiente para ser el mejor de todos, o al menos el menos malo comparado con el resto de los equipos. Durante un año completo. En Quilmes, el Xeneize cerró el año con un triunfo trabajado. De esos necesarios para afirmarse como candidato. Estudiantes fue mejor en el primer tiempo y estrelló dos tiros en los palos, pero Boca fue superior en la segunda mitad. Se llevó los tres puntos con un gol de suerte de Barrios en complicidad con Braña.

Independiente se copa en el torneo

Con los titulares en la platea, el Rojo visitó Sarandí con la misión de no perder el tren de la Superliga, aunque con la cabeza en el encuentro de vuelta de la final de la Sudamericana. Para no perder confianza, Independiente ganó con tantos de Leandro Fernández y el debutante Denis. Además selló el adiós de Humberto Grondona a la dirección técnica de Arsenal, que parece condenado a descender de la categoría mayor por vez primera. Luego del 2 a 1 en el Libertadores de América. El miércoles, a todo o nada en el Maracaná contra Flamengo.

Racing, de la mano de Lautaro y Lisandro

En una jornada particular, en la que el foco de la información estuvo fuera de la cancha. Racing cerró el año con una leve sonrisa. Víctor Blanco ratificó su continuidad como presidente de la Academia y en el campo de juego el equipo sacó adelante un partido que había arrancado de forma adversa ante Gimnasia. Con la dupla delantera en modo letal, Lisandro fue goleador y Lautaro jugador total para el triunfo académico.

El clásico rosarino, para Central activo

En su primer clásico con la camiseta del club del que es fanático, el instagramer Brian Sarmiento dejó mucho que hablar afuera de la cancha. Pero poco en los 90 minutos de juego. En una ironía del destino, Zampedri no pudo jugar por acumulación de tarjetas cuando debía cumplir ante Independiente en el encuentro que después fue postergado. Su reemplazante acabó marcando el gol de la victoria. El Chaco Herrera anticipó a todos en el inicio del partido y selló el resultado final en un cotejo que suele ser poco afecto a los goles. El Canalla jugó mejor y pudo haber liquidado el encuentro, pero se conformó con mantener la ventaja. La Lepra solo reaccionó con un par de acciones individuales de Joaquín Torres, extrañamente reemplazado por Llop. Su figura, Brian Sarmiento, terminó siendo víctima de las cargadas de los locales. Pero antes del partido hizo su show. Algo, al menos.