Resumen de la sexta fecha: Historia de penales y viejos

0
228

Pasó el primer sexto del campeonato de primera división. Se jugaron cinco de las 30 fechas de un torneo que se insinúa, al menos de arranque, extremadamente parejo. Estudiantes detuvo su marcha en el primer desafío que tuvo en el certamen, ni más ni menos que el clásico de La Plata. El empate Pincha fue aprovechado por varios de los perseguidores, entre ellos cuatro de los cinco grandes. River, Independiente, Racing y San Lorenzo ganaron sus partidos y se convirtieron en escoltas del equipo dirigido por Nelson Vivas.

Los viejitos piolas

Sebastián Romero y Rodrigo Braña suman 75 años de edad entre ambos. Juntos formaron en los últimos torneos el doble cinco que comandaba al golpeado Quilmes en lucha constante por mantener la categoría. Ya en el cierre de sus carreras, dejaron a la institución del sur y volvieron a los clubes donde más brillaron. Chirola, a Gimnasia. El Chapu, a Estudiantes.

Los dos se enfrentaron este domingo en el clásico de La Plata y demostraron que al borde de los 40 están más vigentes que nunca. En un partido trabado y con poco juego, se destacaron como los mejores del partido.

No es casualidad que los volantes centrales hayan sido los mejores del encuentro. Gimnasia presionó un poco más por ser local, pero ninguno regaló nada y entregaron un juego chato que acabó, lógicamente, 0 a 0. Estudiantes sigue sin recibir goles en el torneo pero entregó los primeros puntos del certamen y permitió que se le acercaran a dos unidades en la tabla de posiciones. De todas formas, el Pincha sigue mirando a todos desde arriba.

Triunfo con polémica

Omar De Felippe será desde la próxima fecha el entrenador de Vélez. Carlos Fanesi ocupó de forma interina el banco de suplentes esta semana tras la ida de Christian Bassedas y tuvo un paso tan efímero como infructífero. El conjunto de Liniers debió visitar el Monumental para una dura batalla y a los ocho minutos de la primera mitad ya tenía un soldado menos; el paraguayo Cáceres se sacó de encima a D´Alessandro con un manotazo y el juez Rapallini decidió expulsarlo aduciendo un codazo. Con un jugador menos, el sufrido Vélez comenzó a padecer.

Más aún cuando Aguerre dio un rebote mal direccionado ante un remate de Alario y le obsequió el primer gol a Driussi, que viene de racha. La ventaja se extendió sobre el final de la primera mitad con otra polémica; Nasuti pareció golpear al propio Driussi cuando este se anticipó y le punteó la pelota adentro del área, pero el ex defensor de River no tocó al juvenil delantero. El árbitro vio penal y Alario se encargó de la ejecución. Remató al palo izquierdo de un Aguerre que se arrojó bien y atajó la pena máxima. Sin embargo, el árbitro asistente levantó el banderín señalando que se adelantó. ¿Lo hizo? Sí. El problema es que rara vez se cobra. Esta misma semana hubo tres definiciones por penales en copas con numerosos penales atajados. En todos ellos hubo adelantamientos de los arqueros y ninguno se sancionó.

El segundo tiempo solo sirvió para que River sellara el resultado con otro gol de Driussi, uno de los jugadores más determinantes del torneo, tras una buena asistencia de D´Alessandro. Con polémica por lo influyente de las determinaciones del juez, el Millonario volvió a ganar y continúa al acecho del líder.

 

Tres por tres

Independiente, Racing y San Lorenzo acompañaron a River y se subieron al tren de la pelea, todos en el mismo vagón.

 

El Rojo se llevó un importante triunfo de Junín con gol de Diego Vera. El triunfo ante Sarmiento le da algo de confianza a un equipo que de aquí a junio del año que viene solo tendrá el torneo de primera división para disputar.

San Lorenzo sí pudo ganar entresemana por la sudamericana y no sufrió el desgaste del viaje a Venezuela. Derrotó a Atlético de Rafaela con goles de Belluschi y Blandi y se mantiene en el triple frente: campeonato, sudamericana y Copa Argentina.

Racing sigue en la senda de la victoria con el Ruso Zielinski. Esta vez se deshizo de Patronato con un golazo de tijera de Lisandro López y la primera anotación en el club del ex Aldosivi, Santiago Rosales.

Volvió el goleador

Marco Ruben fue una de las sensaciones de la última temporada en el fútbol argentino. Sus goles contribuyeron a una notable campaña de Rosario Central, que peleó el torneo con Boca hasta el final, cayó con polémica ante el Xeneize en la definición de la Copa Argentina y quedó eliminado de la Copa Libertadores en el último segundo frente a Atlético Nacional.

Tantos goles hizo Ruben que buena parte de la sociedad futbolera lo pidió para la Selección, más después de un nuevo fiasco en Copa América con actuaciones flojas de Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero. Pero el delantero rosarino pareció perder el toque en el arranque de este torneo. Hasta este fin de semana.

Se despertó Rosario Central y lo mismo hizo Ruben. El goleador marcó un doblete en el 5 a 0 de los rosarinos ante Arsenal en lo que fue la segunda victoria del equipo dirigido por Coudet en el torneo. En el horizonte, paradójicamente, aparece Boca, en los cuartos de final de la Copa Argentina. En la víspera de la revancha de la última final, volvió el goleador.

Siguen regalando puntos

Boca sobrevivió en la semana. Carlos Tevez había llenado de dudas su futuro en conferencia de prensa y 24 horas después lo disipó en la cancha con dos goles para pasar de ronda en Copa Argentina, el gran objetivo del Xeneize en el semestre con la meta puesta en clasificarse a la Libertadores.

En el campeonato, no lo pudo ratificar. En un partido similar al de hace algunas semanas en Mendoza, Boca desperdició numerosas situaciones de gol y dejó escapar dos puntos al empatar con Tigre en Victoria. Así, perdió la chance de prenderse en el pelotón que acecha a Estudiantes.

La próxima semana el campeonato se detiene por eliminatorias y en 15 días volverá la acción. Con solo un sexto del torneo disputado, resta un largo camino por recorrer.