POR LA GLORIA

0
158

Se acabaron las especulaciones. Se acabó la espera. Argentina buscará desde este viernes lograr la tan ansiada y caprichosa Copa Davis ante una Croacia que parte con una leve ventaja en los papeles

El camino del conjunto nacional hacia esta final es digno de una película. Todas sus victorias se dieron en condición de visitante, la última de ellas en Glasgow ante nada más y nada menos que la Gran Bretaña del actual número 1 del mundo, Andy Murray. Con un Juan Martín Del Potro que ha retornado en gran forma y que es nuestra gran carta, pero también con un equipo humilde que en la Davis saca un plus y rinde mejor que el circuito. En Zagreb, la Argentina jugará la quinta final de su historia, la cuarta de visitante. Todos conocemos el triste final de anteriores definiciones, pero la ilusión de que la quinta sea la vencida es inmensa

¿Por qué? Porque Del Potro es diferente, es esa clase de jugadores que se necesitan para ganar un título así. Porque Delbonis fue clave este año para vencer a Italia de visitante, y ocupa un más que digno puesto 41 en el ranking mundial. Porque Guido Pella debutó este año y ganó 3 de los 4 partidos que jugó, perdiendo el restante con Murray. Su triunfo ante Edmund en semis fue vital; y porque Leonardo Mayer ha ganado 10 de sus últimos 11 partidos en esta competición, teniendo además golpes que se adaptan muy bien a la superficie que proponen los europeos

¿Por qué Croacia es levemente favorita? Por ser local, por elegir la superficie, y por tener al número 6 del mundo, Marin Cilic, en un nivel altísimo. Pero además de contar con un jugador así, posee un gran doblista, un top 10 como Ivan Dodig, y al número 20 del mundo para el segundo single, el gigante Ivo Karlovic, de 2,11 de altura.

El capitán Orsanic eligió a Federico Delbonis como segundo singlista, y será quien abra el fuego desde las 10 de la Argentina ante Marin Cilic, partido donde el croata es gran candidato; a continuación, Del Potro jugará ante Ivo Karlovic. Entre los aficionados argentinos que estarán en el Zagreb Arena, se destacará la presencia de nada más y nada menos que Diego Armando Maradona. Vaya motivación

Las cartas están echadas. El sueño, intacto. Vamos por la ensaladera. Vamos por la gloria