Fecha del penal: Boca estira ventajas y espera de la Selección

0
139

El eje de las emociones del fútbol argentino durante la próxima semana será La Bombonera. Allí se jugará la Selección el jueves la carta principal para clasificarse al mundial de Rusia. Allí, este domingo, Boca se llevó la quinta victoria en cinco fechas y sacó más distancia en la cima de la Superliga.

Partido para estirar ventajas, partido complicado

Parecía otro partido típico del torneo. En un arranque de furia, pase de Gago, Asistencia de Benedetto y corrida solitaria de Pavón para poner el 1 a 0 contra Chacarita. Solo tres minutos y el cotejo se vislumbraba definido. Pero no.

Edwin Cardona decidió ponerle algo de suspenso. El colombiano cometió dos faltas inocentes de amarilla en el primer cuarto de hora y dejó con diez jugadores al Xeneize. Entonces, el trámite del partido que se preveía sencillo, se tornó complicado.

Con lógica pura, Boca se replegó para achicar espacios y disimular mejor el hombre de menos. Y de tanto en tanto, sacaba alguna contra no bien finalizada por Benedetto, Pavón y Pablo Pérez. Chaca, por su parte, no supo nunca qué hacer con la pelota aunque la tuvo todo el tiempo. Apenas si inquietó a Rossi con algunos remates desde afuera. La historia podría haber sido diferente si Pitana cobraba penal en la mano de Barrios.

La ventaja relativa de la visita se anuló en el inicio de la segunda mitad con la expulsión de Mellado. Pero la lógica del partido no varió. Boca, cansado, no lo liquidó y dejó pasar los minutos. Chaca, carente de profundidad, se agotó en la intrascendencia y terminó tocando en el mediocampo hasta que Pitana lo dio por finalizado. Tres puntos más a la bolsa del campeón, una sonrisa tras la eliminación por Copa Argentina.

River perdio dos puntos

Obligado a mantener a raya a Boca, River salió a jugar en Victoria por la ídem contra el equipo de Caruso. Rapidito se puso en ventaja con un penal inocentón de Bojanich concretado por Scocco.

Como Wilmar Barrios, Ponzio metió la manito adentro del área y Penel sí lo vio. Stracqualursi, sin embargo, lo desaprovechó en duplicado. Primero Lux le tapó la pena máxima y después marró el rebote de forma insólita.

La misma mano que vio en el área de Ríver, Penel la omitió en el de Tigre. Era penal de Imperiale.

Pero cinco minutos después, Pinola le asestó un codazo a Stracqua que también era penal y expulsión. El árbitro dijo siga siga.

Un penal bien dado por lado y uno no dado por bando. Equidad le dicen. El resultado también quedó en tablas por el cabezazo de Janson luego del desborde de Caire. La defensa de River, estacada. El Millo dejó escapar dos puntos por segunda fecha seguida.

La Maquina de Holan demuestra

En Avellaneda, el Independiente de Holan necesitaba salir de la racha de derrotas contra un Velez golpeado tras la paliza a domicilio de Boca. Después de varias situaciones de gol dilapiladas, la cuenta la abrió Maxi Meza de cabeza, que había quedado rengo luego de una infracción y rengo y todo convirtió el gol.

Eléctrico e ineficaz como siempre, Independiente lo pudo liquidar y no lo hizo. Los de Liniers, aun con 10 hombres tras la expulsión de Grillo, lo pudieron empatar en el final. Fue victoria para el Rojo y fin de la seguidilla de derrotas. Algo de paz pensando en los duelos de Sudamericana.

Cocca no da pie con bola y sufre

El que no tiene paz es Racing. Cocca no le encuentra la vuelta al funcionamiento del equipo y Lisandro López sufre en cancha. Le cuesta horrores generar situaciones de gol y ni hablar convertir. Para peor, tampoco da garantías en defensa. Esta vez, en un partido cerrado que parecía que moría en el 0 a 0, Argentinos le dio dos piñas al mentón sobre la hora para llevarse los tres puntos. Y Racing, como Independiente, se aferra a las ilusiones coperas.

En la fecha del penal, este fue el mas raro

El absurdo de la fecha se vio en La Plata. Lanús ganaba con goles de Pepe Sand y Laucha Acosta se escapó por la izquierda, llegó a la la línea de fondo y punteó el balón, que dio en los pies del arquero de Gimnasia y se elevó hacia el brazo derecho extendido de Rinaudo, que protestaba casi como un acto reflejo que la pelota se había ido. Pues no. Y el árbitro dio penal a instancias de su asistente, que Sand transformó en gol. De lo más insólito que se haya visto.

La selección y las dudas

Se viene el partido crucial de la Selección. Con la defensa sin defensas, Biglia y Banega sin dinamismo como fijas en el medio, las bandas sin dueños, Dybala con dudas e Icardi sin gol, todo parece encomendarse una vez a lo que pueda o no pueda hacer Messi. Para ayudarlo, Sampaoli pensaba en Agüero, quien por Maluma y un taxista holandés loco lo verá por tele. El técnico encontró el reemplazo: tras un choque, convocó a Casco. Ahora sí vamos al mundial.