Los 5 hechos economicos del 2016

0
424

Te contamos cuales fueron los hechos económicos del 2016. Dolares, Holdouts y el Banco Central entre los temas importantes

  • El adiós a los Holdouts

El año comenzó con uno de los grandes hechos económicos del año: El fin de la larga novela con los fondos buitres. Luego de más de una década de tires y aflojes el pago de 9300 millones de dólares dejó atrás una oscura época de no-pago por las deudas contraídas.  ¿Qué implicó?

La vuelta de Argentina a los mercados internacionales de deuda. Condición que Macri considera necesaria para la viabilidad del país en el corto-mediano plazo. Durante 2016 el estado nacional ha tomado deuda por $50.000 millones de dólares. Está claro que si queremos poder pagar y no caer nuevamente en default nuevamente deberemos crecer mucho para poder afrontar los pagos.

  • La puja por suba de tarifas

Tras años de energías prácticamente gratis debido a los subsidios, este año el gobierno nacional representado por Aranguren decidió normalizar la situación de los precios de los servicios públicos. Este fue otro de los grandes hechos economicos del año

Si bien podemos considerarlo una decisión acertada. El problema, es que en la realidad el bolsillo argentino no da para mucho más. En general el argentino promedio no estaba preparado para aumentos de 400% o más en servicios. Probablemente un acercamiento más gradual a la cuestión hubiera sido mejor recibido. La suba de tarifas fue frenada incluso por parte de la justicia.

El justicialismo se vio afectado duramente por este revés y debió armar audiencias públicas, tomar más deuda y le generó un déficit mayor al estado.

  • La interna entre Hacienda y el Banco Central

Es bien sabido que Prat Gay y Sturzenegger no tienen la mejor relación. La batalla de egos dentro del gobierno, no solo vino dada por una cuestión personal, sino también económica. Mientras el ministro de hacienda optó por una visión más heterodoxa de los problemas nacionales.

El presidente del banco central utilizó la receta clásica de contracción monetaria y tasas altas para combatir la inflación. Ambos funcionarios salieron a aclarar que no existía rivalidad sino una relación cordial, en la cancha económica patearon para lugares opuestos.

  • La estabilidad del Dolar

Comenzamos el año con un dólar a $14 pesos por dólar y estamos cerca de cerrarlo con un dólar cercano a $16. Si bien esto representa una devaluación del 15% en términos nominales. En términos reales ha habido una apreciación del peso.  La inflación acumulada desde abril fue del 15% aproximadamente.  Así pasaron 3 meses, periodo enero febrero y marzo donde se produjo inflación. Por su lado el dólar no reaccionó respecto a ese cambio. Podemos afirmar que otro de los hechos económicos del 2016 marco como el dolar se hizo más fuerte como moneda.

  • Las Tasas del Banco Central 

La escapada del dólar en marzo produjo una rápida respuesta por parte del BCRA. Las tasas de LEBACS en su momento de mayor esplendor superaron el 38% anual. El objetivo del banco central fue cumplido y el dólar se calmó. El lado negativo de una suba en las tasas de interés es el encarecimiento de la inversión ya que las tasas son la referencia del costo de oportunidad. La actividad económica se resiente y aumenta el ahorro por parte de los grandes jugadores.

Esta misma política es la que permite sacar dinero de la calle. Las tasas altas hacen que tener dinero en el bolsillo se encarezca y sea preferible gastarlo o ahorrarlo. Actualmente, si quisiéramos cancelar la totalidad del dinero que se debe en materia de LEBACS, deberíamos aumentar al doble la base monetaria, es decir, el dinero circulante.

  • El blanqueo Impositivo

En cuanto a este tópico, me permito deslizar una opinión personal. No es correcto que permitamos blanquear prácticamente sin costo a la gente que ha operado en negro. En realidad es incorrecto porque el trabajador en blanco siempre ha sostenido a este país y siempre el estado se aprovecha de él para financiarse y jamás se le dan los beneficios que un familiar de funcionario puede obtener mediante el blanqueo.

No está bien que familiares de políticos corruptos puedan declarar dinero que hayan sacado de los contribuyentes. Mientras Argentina no se plantee seriamente dejar de explotar a quienes están en regla. Castigando a quienes no, seguiremos en la nada.

Para que un país prospere, debe tener reglas de juego claras. No hay justicia para el trabajador de pie. Tampoco la hay para los empresarios de buena fe y no hay justicia para los ciudadanos que mantienen a una gran parte de la población que no aporta al sistema.