Las Reglas De Jazmín: “La vida no es como Disney”

0
760

Desfachatada, abierta y sincera. Jazmin Riera nos cuenta todos los entretelones de su primera novela. Nosotros te lo contamos a vos.

“Real” es la muletilla que más utiliza por Jazmin mientras charlamos durante un almuerzo. Me regala su novela erótica en formato papel. Luego de que su versión online, auto gestionada haya arrasado con casi 30 millones de visitas.

Real. Y más real aún es el reconocimiento que vive hoy, tan inesperado (no planeado mejor) como disruptivo: su libro ya va por la segunda edición y le llueven propuestas para llevarlo a la pantalla grande. El 2016 es el año de Jazmín Riera. Lo sabe, pero no se la cree: “Me avergüenza que reconozcan en la calle”.

¿La última novedad? Como una hormiguita, esta escritora de 21 años sigue trabajando y ya puso manos a la obra con la secuela de “Las reglas del boxeador”, cuya publicación será el año que vine.

La historia comienza un invierno de hace tres años en la ciudad de Victoria, en la zona norte del Gran Buenos Aires. Jaz escucha One Direction desde su ipod tirada en la cama. Una idea llega a su mente y se inspira: empieza a delinear el primer capítulo corto de lo que será el libro gordo de Jazmín, “Las Reglas del boxeador”. Lo sube desde el anonimato a su cuenta de Wattpad (loveharrystylo), una plataforma gratuita de origen canadiense en la que los usuarios pueden publicar relatos o poemas sobre cualquier cosa.

El procedimiento se repite durante tres años. Cama-ipod-Watpad-One direction hasta que ese “cualquier cosa”. Para Jaz, fue esta historia de amor entre un boxeador violento, atrevido y callejero con la dulce hija de su entrenador. ¿Por qué el boxeo? Ya adolescente, decide meterse de lleno en ese mundo al 100%: sufre un robo en la calle que la deja asustada, desprotegida. El boxeo aparece como la opción para hacerle frente y comienza a practicarlo con todas las de la ley.

La historia detras de las reglas

El proyecto “Las reglas…” nacio de esta manera: “Empecé escribiendo por hobbie como una chica que imagina una historia y empieza a escribir. Pasé por foros y llegué a Wattpad. Nunca pensé que iba a hacer un libro. Nunca pensé que lo iba a terminar. Y mucho menos que tanta gente me iba a leer, 28 millones de visitas es una locura”. Cuenta con un entusiasmo que se nota en el brillo de sus ojos. Locura también es la que le demuestran sus lectores. En su mayoría chicas de entre 13 y 25 años que se cautivaron con las situaciones románticas y también quedaron perplejas con los momentos duros que viven los personajes en la novela: desde tiernos besos y salidas a tomar helado, hasta maltratos y un serio ultraje. “Hay chicas de todos los países que me mandan mensajes diciéndome: leí el libro y estoy llorando.”, asegura.

Para todo ello, lo bueno y lo malo que ocurre en la novela, esta joven se inspiró mucho en el contexto de la Argentina en cuanto el maltrato a las mujeres y en su lema de que “No todo es perfecto y la vida no es como Disney”.

“Leí muchas novelas románticas y siempre terminaba siendo todo perfecto: él llegaba justo a tiempo y la salvaba, ella era una damisela en peligro, y dije ‘no’. Me parecía que la única forma de romper esa relación tóxica era que realmente el protagonista se sienta lastimado, que se destruya.”.

En los comentarios del Wattpad, las lectoras le reprochan: “¿Por qué tanto dolor?” Y ella les responde: “la vida es así, dura.” Lo mismo le sucede con los mensajes que recibe en Facebook o Instagram, donde es usuaria activa. Ese contacto tan directo con el público lector es un diferencial de esta novela, respecto a las tradicionales.

En esta época de la instantaneidad e interacción absoluta, en el que las lectoras intervienen en el proceso creativo comentando los capítulos de la novela, criticando algunas situaciones, brindando sugerencias y hasta contando que les gustaría que ocurriera con tal o cual personaje. “Está muy bueno tener este tipo de contacto con las lectoras. Paso a ser la amiga de ellas. No caí en que esto era tan grande hasta que la editorial Planeta me ofreció comprarme el libro. Ahí me pregunté: Voy a sacar un libro, ¿Cómo se hace eso?”.

El libro fue publicado en julio de este año, en una versión más “formal y correcta”, lejos de lo argentinizada que estaba la obra original, pero manteniendo la esencia para que lectores de todos los países de habla hispana puedan comprenderlo. Hoy en Wattpad, solo está disponible algo menos de la mitad de la historia.

Cuando lo leí editado, fue como ¡wow¡, esta no es mi historia. Me puse re mal, real, pero después me adapté a los cambios que fueron para mejor”, comenta. Mira el libro apoyado en la mesa y lo acaricia. Hay risas en la mesa por ello, pero Jazmín reconoce que aún no puede creer cómo algo tan grande (unas 699 páginas, para ser exactos) haya salido de su cabeza.

“Soy Jazmin Guggiana”

El Guggiana de nacimiento, que heredó de su padre, lo guarda para la facultad y cosas “más formales”. En su casa, de eso mucho no se habla. “¡Mi viejo esta enojadísimo con eso! Dice mi hijo mayor se cambió primero el apellido y ahora mi hija menor.”, se ríe. Ese hermano mayor que se cambió el apellido, no es otro que Nicolás “Tacho” Riera. El galán de la icónica novela crismorenista Casi Ángeles que se emitió por televisión entre 2007 y 2010.

“Nos llevamos diez años, pero la diferencia de edad no se nota. Él es muy aniñado y yo muy adulta en algunos aspectos. Entonces, nos encontramos en la mitad. A medida que vamos creciendo, nos unimos más. Me suele aconsejar un montón. Con mis dos hermanos hoy nos estamos llevando muy bien (el otro es Mariano de 25 años y es community manager de Nico). Estamos todos laburando juntos y entre sí, real, y eso está buenísimo”.

Su hermano es quien la ayuda mucho con la transformación de la historia del malo Harry y la buena Abby al cine. Es que “Las reglas del boxeador” fue un éxito a Jaz le llovieron guiones para llevar la historia a la novela a la pantalla grande.

Cuenta que juntos están de reunión en reunión y lanza rotundamente: “Nico va a ser el protagonista de la película, eso está decidido Cuando le pregunto si se ve actuando en la película. El responde con “¡Sí!” enorme y exultante, al punto de que la sonrisa le ilumina el rostro”. Es que Jaz se topó con la escritura casi de casualidad y su pasión es la actuación. Destaca que es actriz y que no se ve solo como escritora. “Me gustaría crear las historias y producirlas en TV o en teatro”

La secuela Jaz no para y ya está escribiendo la continuación de “Las reglas…”. Se trata de “Las reglas del destino”, que está subiendo a su cuenta de Wattpad. “Así que no se duerman y a seguir la lectura”, bromea. La flamante secuela será publicada el año que viene en formato físico.

Ahora que ya no son solo vos y Wattpad, ¿Sentís presión por parte de la editorial? – La verdad que no. Era algo con lo que tenía miedo, pero no pasó. Me mantienen todo el peso a mí. Ellos siempre mantuvieron que yo era la escritora. Me dicen que sea libre para escribir, que luego tomarán la historia y a lo máximo la pulen.

En esta segunda entrega, las lectoras vuelven a la carga. En el grupo de Facebook sobre el libro. Las fans comentan qué piensan que va a pasar en la secuela, cuenta Jazmín sin contener las risas: “Sus teorías van para cualquier lado. Me encanta hacerlas sufrir, inventarles que se van a morir todos en el libro. Y sufren porque piensan que se los digo posta. Aunque soy capaz de hacerlo.”. ¿Pasará?