Jovenes Extraordinarios: El caso de Cami Camila

0
296

Nueva sensación, sin dudas; nueva figura dentro de las redes sociales; pero no se confunda lector, no es la típica figurita que solamente tiene para mostrar una cara bonita. Inteligente, intrigante y atrevida, el nuevo personaje de la historieta humorística nacional tiene nombre y pseudónimo: Cami Camila es una de las estrellas que van creciendo sin competencia en un ambiente especialmente complicado. Dueña de un estilo distentido, una sonrisa cálida y un humor desfachatado, esta joven toma las grandes tradiciones de personajes como Mafalda, Maitena, Clemente o Matías, llevándolas por nuevos horizontes. Con ustedes, en Jóvenes Extraordinarios, el caso de Cami Camila.

Comienzos

  • Periodista: ¿Cómo empieza el proyecto de Cami Camila?
  • Cami Camila: Siempre me gustó escribir. Yo tenía anteriormente una página de Haikus (que es una estructura de poesía japonesa), eran Haikus con humor. Tenía como dos mil seguidores, que para mí era un montón. Pero esa estructura me limitaba un poco, y una amiga me dijo: “¿Por qué en vez de limitarte a eso no empezás a escribir en otros formatos, lo que vos quieras, y te armas una página como escritora? Y empecé así. En realidad la idea era subir cuentos, poesías, nada que ver con lo que es hoy Cami Camila. Empecé escribiendo unas frases de humor, refranes modificados dibujados, y, una vez, no sé por qué, surgió arrancar con una historieta sobre las “conchudas”. Más que nada, el público femenino se sintió identificado, pegó buena onda, y, como vi que empezaba a funcionar y me re divertía, empecé a tomar otras temáticas. Así fue surgiendo.
  • P: ¿Lo ves como una posible salida laboral?
  • C: Sí, de hecho renuncié a mi laburo. Lo que hago básicamente es hacer publicidad. La gente que tiene un micro emprendimiento o una empresa chiquita me escribe y me dice: “Hace una historieta relacionada con lo que yo hago y me publicás”. Al principio tuve unas críticas fuertes. A la gente obviamente no le gusta, porque entran a una página para cagarse de risa, y de repente que le vendan un producto es como que se sienten medio defraudados. Más porque yo siempre lo hice por gusto, sin un mango de por medio. Por eso primero hice un anuncio en la página diciendo: “Che, ¿me bancan en esta? Me puedo dedicar a esto” pero si no me bancaban yo ya había decidido que no lo iba a hacer. La verdad que la respuesta de la gente fue buenísima. Igual siempre hay alguno que dice: “Che, te vendiste”. A esos me tomé el laburo de escribirles en inbox, de contestarles y decirles: “Mira, los viernes son inmaculados, es para la gente y no los voy a tocar”. De lunes a jueves, mediante las novedades, mediante algún chiste u otras historietas, ahí sí; trato de vender ese espacio siempre desde el humor, no se va a convertir nunca en una página de publicidad.
  • P: ¿De dónde te surgió la inspiración para empezar el proyecto?
  • C: Básicamente, de situaciones cotidianas, de charlas con mis amigas, con mis compañeros de laburo, las vivencias del día a día. Siempre trato de que la gente se sienta identificada, porque son cosas que me pasan a mí.
  • P: ¿Entonces Cami Camila sos vos?
  • C: No, no, en realidad trato de separarlo porque me pasó, por ejemplo, que escribí un chiste en el que un chico le preguntaba a una chica: “¿A quién te comiste?” y ella le repondía: “A tal, a tal, a tal” y unos pibes pensaron que era yo. No chicos, no soy yo. Los personajes no son yo. Obviamente es mi forma de pensar, pero exagerada, exacerbada, pero no soy yo. Cami Camila es mi seudónimo pero los personajes son gente común.

Inspiraciones

  • P: Si tuvieras la libertad de elegir un personaje de historieta de la actualidad e incluirlo a Cami Camila, ¿cuál sería?
  • C: A mí me gusta y leo mucho de Fontanarrosa. En Twitter empecé –despacio, porque no me quiero volver loca y tampoco quiero descuidar nada–a crear un personaje que es un pajarito que se llama Robert y hace referencia a él. Pero está muy en pausa eso porque no estoy teniendo tiempo. Mi idea es que cuando termine junio pueda dedicarme más a eso. En la actualidad, trabajo de redactora publicitaria. Trabajé en tres agencias, tres años, y me pudrí de la publicidad en general, me desencanté. Porque al principio para mí era como una posibilidad de crear cosas nuevas todos los días, de proponer muchas cosas, pero me di cuenta de que no es así. No por la agencia, sino en general del mundo publicitario y te empezás a desencantar con un montón de cosas. Es un ambiente muy competitivo, hay poca buena gente, no hablo de compañeros sino de los cargos altos. Aparte es un laburo que te lleva muchas horas y me he perdido cumpleaños, salidas con amigas, con mi novio, mil cosas. Y me hizo un “clic” en la cabeza de no querer resignar mi vida por un laburo.
  • P: ¿Cuáles son los personajes más destacados para vos?
  • C: Mafalda, sin dudas. En realidad, no tengo muchos favoritos. Me gusta mucho Maitena, aunque no soy una gran lectora; la tengo que explorar más pero me gusta mucho. El otro día la escuché en una entrevista–yo ni la conocía– y me encantó. Dije “Esta mina es re conocida por lo que hace” y la verdad yo ni le conocía la cara. Me cayó súper bien ella. Hay gente muy alocada, muy exagerada que me dice: “Hey, ponele pilas que podés ser la futura Maitena” y bueno eso sería a grandísima escala, sería un sueño.
  • P: Si tuvieras que situarte en un momento histórico de la Argentina, ¿por qué elegirías ese lugar y cómo reflejarías el momento que elegiste a través de tus historietas?
  • C: Es difícil. Bueno, acá en Argentina hubo una época muy heavy en la que muchos escritores y músicos estuvieron prohibidos y restringidos–no porque me hubiese gustado vivir esa época, mis viejos cuando me cuentan de eso se me ponen los pelos de punta– y me parece súper admirable cuando escucho que León Gieco, Charly García o algunos escritores se la bancaron a pesar de todo lo que estaba pasando en el contexto social del país, defendiendo sus ideales. Ante esa gente me saco el sombrero.
  • P: Entonces decís que podrías animarte a escribir sobre protestas.
  • C Uno lo dice, pero hay que estar ahí. Esa gente tenía familia y creo que también te pesa eso. Uno puede decir: “Bueno, yo me la banco por mí” pero tiene una familia, tiene unos hijos… me encantaría creer que sí.

Futuro

  • P: ¿Cómo te sentís con el hecho de que Cami Camila va creciendo en las redes sociales y sos cada vez una persona más conocida? ¿Cómo lo llevás?
  • C: Igual, todavía siento que no soy nadie. Mi sueño es ser escritora y dedicarme a esto, y sé que esto es para el público. A mí me encantaría que yo no sea la conocida sino lo que hago, porque me parece que lo importante es lo que uno hace y no quién es. Me pasó una situación que no me gustó un carajo–por suerte era una persona buena onda– estaba en el colectivo dibujando y me sacaron una foto. Llego al trabajo y me llegó un inbox de una chica–era divina igual, por suerte– y me dice: “Che, sos vos, me muero”. Igual yo sabía que ni era ella la que me la había sacado, fue un chico, y me sentí re invadida, no me gustó. Y le dije a la chica: “Mirá, la verdad que estas cosas no me gustan, pero igual todo bien”. Las entrevistas no me incomodan para nada, para mí es un orgullo enorme si me piden una entrevista. Pero me pone al principio un poco nerviosa, es como: ¿Me saldrán las palabras? (se ríe). Tuve una sola entrevista antes de esta con un programa de televisión y estaba re nerviosa al principio, después se me va cuando empiezo a hablar.
  • P: En este momento de tu vida, ¿hay un sueño muy deseado que tengas pero pienses que ahora es imposible?
  • C: Soy muy optimista, y realmente soy una mina con mucha suerte en la vida me doy cuenta. Soy muy perseverante y cuando quiero algo me suele ir bien. No con todo, obviamente me di la cabeza contra la pared un montón de veces, pero si me lo propongo realmente tengo ese factor de suerte que ayuda un montón. Mi sueño es dedicarme a esto para toda la vida; hacer reír a la gente, ese es mi sueño.
  • P: En el futuro, si formaras una familia y alguno de tus hijos te dijera: “Mamá, dejo el secundario, dejo la facultad” para hacer algo como lo que hacés vos. ¿Sí o no?
  • C: Sí, toda la vida. De hecho a mí siempre me gustó cantar y tuve a mis viejos que me bancaron a muerte, en el sentido de que me dijeron: “Estudiá lo que quieras, si no querés ir a la facultad, no vayas”. Yo sé que eso no es tan común, hay muchos padres que tienen un pensamiento más estructurado. Mis viejos nada que ver, aparte que siempre me inculcaron la lectura, la música. Fueron unas personas que toda la vida me dijeron: “Hacé lo que quieras” y obviamente en un futuro yo quiero ser de la misma manera porque me parece que es lo correcto, al menos en mi forma de verlo.

Conclusiones:

  • P: ¿Qué opinas del momento actual del país? ¿Te parece que un momento propicio para los jóvenes?
  • C: Creo que por la instantaneidad de internet se te abren muchas puertas. Hoy, los jóvenes pueden hacer muchas cosas que nuestros viejos antes no podían o que no era tan fácil. Yo lo pensé: si no hubiese existido Facebook, si no hubiese existido una red social, no sé cómo hubiera hecho esto. Capaz que de alguna manera lo hubiera hecho, pero me hubiera costado mucho más. Creo que hay una oportunidad para los jóvenes de pensar que se puede dejar la rutina y salir a recorrer Latinoamérica, abrir un bar en la playa, hacer lo que realmente se quiere. Antes, nuestros viejos tenían socialmente un mandato de laburar, romperse, horario de oficina, mucho más estructurado. Por suerte, hoy no es así y los jóvenes nos podemos animar mucho más a nuestros proyectos.
  • P: Si en un futuro te reafirmás con lo que hacés, sacás un libro, ya sabés que la pegaste con Cami Camila y cerraste contratos, ¿te quedarías en tu barrio o te mudarías a otro?
  • C: Yo soy de Floresta de toda la vida, desde los cinco años. Incluso ahora que me mudé con mi novio. Me gusta mucho mi barrio. Capaz que no me quede en Floresta pero, sin dudas, en un barrio, en una casa, con perros y pileta. Pero me gusta viajar también.
  • P: ¿Alguna vez incluiste a tu novio en la historieta?
  • C: Sí, situaciones de pareja que sé que, como me pasa a mí, le pasan a todo el mundo. Aparte convivo con mi novio hace unos meses. Son situaciones que me pasan a mí y a la mayoría de las mujeres que me parecen graciosas. Obviamente nunca sin su consentimiento, nunca lo voy a vender en ninguna. De hecho, cuando empecé, había un chiste de Leo–así se llama mi novio– en donde había una nenita que soñaba con un Leo. Pero obviamente intimidades nunca. Es muy difícil trazar una línea, pero Cami Camila soy yo como escritora, y yo soy yo con mi vida y mi entorno.
  • P: ¿Cami Camila en algún momento va a dar la cara?
  • C: Por ahora no me interesa. Me contactaron de un canal de televisión, América, para hacerme una entrevista. De todas formas, ya hice una entrevista donde me van a ver para un canal de música que es más para gente que lee comics, más particular. Le contesté al canal, le agradecí, porque no quiero parecer soberbia ni nada, todo lo contrario. Es que todavía me da cosa, estoy con una disyuntiva moral que todavía no sé qué voy a hacer al respecto.
  • P: ¿Tenés algún otro sueño?
  • C: Una amiga me regaló un libro que me está abriendo mucho la cabeza, se llama “Un día sin zapatos”, que trata sobre un chico estadounidense que viene a Argentina y pone una empresa de alpargatas para vender allá y por cada par que vende dona uno para un chico en Latinoamérica. El libro habla de cómo hacer una empresa, un proyecto con beneficio social. Me está dando vueltas la idea en la cabeza pero todavía no sé qué es.
  • P: ¿Cuál sería el consejo que darías a los jóvenes que recién empiezan?
  • C: Un consejo: que a veces uno suele ser el primer boicoteador de su propio proyecto. Uno a veces tiene un montón de motivos para decir que no. Y es difícil decir: “Bueno, no importa, con probar no pierdo nada”. Hay algunos chicos que me escriben y me cuentan que están con proyectos. Yo trato de recomendarles que vayan a talleres, que estudien, que lean. Que si no te fue bien la primera hay que seguir, porque la mayoría de la gente que la pegó y le fue bien en la vida fue por pegarse la cabeza contra la pared varias veces. Y es lo más sano que te puede pasar, porque así aprendés y está buenísimo eso.

Les dejamos la dirección de la Fan Page para que se sumen y visiten a esta joven talentosa, nuestra Joven Extraordinaria: https://www.facebook.com/CamiCamilaFanpage?fref=ts

Allbythewords (1)

1 Comentario