Jóvenes en la política: El caso de Gabriel Mercuri

0
232

Para finalizar nuestro especial sobre jóvenes en la política, presentamos al candidato a intendente Gabriel Mercuri, quien apunta a conseguir la intendencia lómense como parte del movimiento Cambiemos-Pro

El candidato

Entrevistador: ¿Quién es Gabriel Mércuri?

GM: Es una persona más un lomense que hace muchos años piensa que la política puede transformar la realidad. Que cree que el Estado municipal en un distrito de casi un millón de personas las que vivimos a diario tenemos muchas cosas por resolver. Es ese hombre que quiere ser parte de solucionar las cosas cotidianas de la gente: el transporte, la salud, llamar a un 0800 y que no te conteste nadie porque no tenés energía.

Todas cosas que teniendo dos hijos, viviendo en Lomas hace muchos años, teniendo una familia que se dedica a la política y que le encanta la política. El gran desafío de que lo legislativo lo pasemos a lo ejecutivo, tradicionalmente, familiarmente, mis padres que han sido y son legisladores yo sigo la misma carrera en el ámbito del Concejo Deliberante pero quiere transformar esa tarea legislativa como lo hago a diario. Creo que lo fundamental de un intendente es hablar con la gente de los problemas reales que tiene y no contarle los planes que uno puede tener.

E: ¿Cómo llegaste a la política?

Tal vez me haya marcado que haya nacido en una fecha tan especial para los peronistas como es el 17 de octubre. A María Elena, mi mamá, cuando me tuvo, muchos compañeros le decían “me imagino que le vas a poner Juan Domingo”, pero mi madre dijo “no, le voy a poner Gabriel Osvaldo, que decida él su destino”.  Entonces, no quedé condicionado por un nombre, una fecha o un movimiento sino que tenía que tener la cabeza abierta y me fue indicando el tema de la política pero uno hace y le puede mejorar la vida a la gente, y ahí está el rol que tenemos que tener los políticos, tomar la buena política y que esa buena política le solucione los temas. Tenemos que trabajar en esa línea que esto no tiene que tener ideologías sino ocuparse de los lugares en los que el Estado no está presente y tiene que estarlo. Me parece que esto es fundamental recalcarlo.

E; ¿Cómo llevas esa adrenalina de competir por un cargo ejecutivo mayor?

GM: Es lógico que al no ser del oficialismo cuesta todo el doble, Lomas no es un lugar más, tiene innumerables dirigentes en todas las fuerzas políticas y la competencia es mucho más ardua, más difícil. Pero desde hace ya muchos años venimos demostrando que tenemos una gran afinidad con el vecino con el ciudadano que va elige, mira propuestas y nos ha votado muchas veces, y les pedimos su voto una vez más.

Estamos parados en lo que sería un umbral donde el oficialismo pide continuidad y nosotros un cambio para que mejore la situación actual que por supuesto la vemos con muchos déficit. Las personas que viven en barrios en un estado desesperante, donde la educación se hizo pelota, no tenemos edificios adecuados y chicos que vayan a aprender, es prácticamente un lugar de resguardo donde se come y realmente, muchos chicos condenados a la buena de Dios porque no tenemos una buena alimentación, porque no tenemos un buen plan de estudios, porque tenemos muchos palos, puede ser de docentes o de auxiliares o simplemente que el pozo ciego de la escuela se llenó y no hay clases entonces se hace muy difícil para un chico que no tiene la posibilidad e ir a una escuela privada.

E: ¿Cuál es tu opinión sobre esa juventud militante?

GM: Yo creo que todos lo que hacemos política y de todas las edades que uno tiene que tener para que esos chicos y esas chicas puedan hacer una tarea solidaria, puedan estar en una ONG o sociedad de fomento, en un lugar que se puedan corresponder con otros me parece genial.

Bienvenida sea la política, bienvenida sea las ganas de participar, me parece que es clave que cuanta más gente participe sobre todo jóvenes es más importante que eso se haga realidad. Y obviamente que hay mucho más entusiasmo, el tema es que no existen los salvadores, acá las cosas se salvan con equipos, con grandeza, dándole lugar a los jóvenes, dándole lugar a la gente que tiene más experiencia y si podes armar un equipo de la experiencia y un equipo de la juventud entre esas dos variantes creo que es lo adecuado. No es una cosa por un lado y la otra por el otro, es el conjunto, donde cada uno tiene un rol protagónico y ese rol lo tiene que saber utilizar.

E: ¿Qué te deja esta década y media de gobierno kirchnerista?

GM: Muchas deudas, la educación es una, la salud es otra. Los temas importantes que tienen que ver con las obras, como las cloacas, hídricas que todavía están faltando. Me parece que esas son las deudas que deja este gobierno. Creemos que el gobierno que venga tiene que apuntalar hacia la capacitación sobretodo en los jóvenes para insertarse en el mundo laboral, no creer que el plan es para toda la vida, porque no sirve eso aleja a la gente de la dignidad de un trabajo, un sueldo, de levantarse todos los días e ir a trabajar y tener sustento para sí mismo o para su familia. Soy un convencido de que la capacitación lleva a que el hombre se pueda desarrollar, y el plan puede ser un sustento más de esa capacitación. Pero no puede ser techo, tiene que ser el piso.

E: Supongamos que Mauricio Macri llega al gobierno, levanta el teléfono y te dice: Gabriel tengo un puesto para vos pero vos tenés que decirme qué puesto querés ocupar en mi gabinete y no puede ser la intendencia ¿Qué puesto te gustaría ocupar?

GM: Todo lo que esté relacionado con lo social es uno de los temas que más nos mueve, para que ese tipo de falencias las podamos solucionar en un gobierno nacional, que tiene la coyuntura de trabajar cara a cara con el vecino, con las ONG. Me mueve mucho lo social, esos roles hay que cumplirlos estando participando, cuantas personas podrían cambiar su vida si tuviéramos tutores, si tuviéramos personas que están pasando por un mal momento de adicciones  y no tienen forma de salir hacia adelante cómo pueden salir de ahí.

E: ¿te gustaría hacer la carrera política entera, tu aspiración máxima es ser intendente tal vez gobernador, qué te imaginas vos para tu carrera?

GM: Lo primero que uno tiene que saber es que probándose en cualquier lugar que a uno le toque cumplir en ese rol uno se tiene que sentir cómodo, yo me siento muy cómodo en rol que hago a diario en lo legislativo. Cuando se plantea el ministerio, una intendencia, una gobernación, veremos las aspiraciones de cada uno y del equipo que lo acompaña, soy un convencido de que uno ayuda en un comedor, en una ONG, en una sociedad de fomento, organizar un evento para que se junte dinero para algo y de que antes de ponerse los títulos hay que probarse en los lugares que son importantes.

E: ¿Cómo te imaginas el puesto de la intendencia?

GM: Ese puesto ejecutivo tiene que ser un auto, una persona manejando, una persona acompañando y por lo menos tres teléfonos,donde uno presencialmente va a los lugares donde tenemos que ir a que las cosas funcionen como nosotros queremos. Donde vemos que las cosas no están funcionando, cambiarlas, delante de la gente y hacerla participar a la gente no pensando que uno tiene la verdad sino que todos tenemos un pedazo de verdad y que seguramente si uno tiene el odio bien fino el problema que te plantea la gente en cualquier tipo de reunión seguramente la respuesta la tiene la gente.

Reflexiones:

E: ¿Cómo ves a la Argentina dentro de los próximos 4 años?

GM: Si ganamos el desarrollismo, el plantear un país federal, el trabajo la dignidad de cada familia, va a ser una prioridad de Cambiemos. Yo estoy convencido de que vamos a tener un desarrollo del país en el cual se han tenido muchas oportunidades y que realmente en estos años no hemos sabido todavía desarrollar, en rutas, en producción, en fabricación made in argentina, la industria nuestra que podríamos exportarla no solamente con granos sino también manufactura, que es lo más importante.

E: ¿Qué representan para vos Juan Domingo Perón y Evita?

GM: Como representan otros líderes políticos de otras fuerzas políticas: valores que tenemos que poner y hacer hincapié en la sociedad en la que vivimos. Para nosotros el peronismo del 40 y del 43, el peronismo que les dio derechos a los ciudadanos, a los trabajadores, donde los chicos pudieron tener una escuela, los trabajadores tuvieron un salario, vacaciones,  aguinaldo. Ahí es donde el peronismo se hace fuerte se hace grande y que le da derecho a los trabajadores y propone 50 para el empresariado y 50 para los trabajadores. Pero creo que tenemos que volver al valor de la familia, del trabajo, de la historia y del estudio que es un tema fundamental.
E: ¿Qué momento histórico fuera del país elegirías para hacer política y por qué?
GM: Hubo una época muy productiva donde Latinoamérica paso a ser una unidad en la cual se iban congregando los países para este lado y yo creo que la unión latinoamericana es lo que muchos países son los que ven a la como una gran fuerza, con la constitución del Parlasur, con cosas que se fueron logrando estos años, va a ser un tema que la historia va a hablar cuando se empiece a ver qué pasó por esos años en esas historias tristes de dictadura como la de Chile, la de Brasil, de Argentina. Tal vez ese es uno de los momentos que me hubiera gustado estar ahí presente para que no pase lo que pasó.

Final

E: ¿Qué consejo lo podés dejar a los jóvenes que quieren empezar o están empezando en la política?

GM: Que participen, que lean, creerse que la actitud de uno es la que mueve y que entender la situación  de lo que pasa en un conflicto que hay intereses de por medio que no tiene que existir el fanatismo, simplemente tiene que existir la razón, lo más adecuado y que busquemos la verdad.
No creer que el otro es un enemigo, es una persona que piensa diferente y hay que respetarla si uno no puede persuadirla. Estudiar, participar, estar, tanto el político como el periodista que tiene que ponerse en el lugar del ciudadano pero también en el lugar en el que está haciendo su entrevista, su reportaje, preguntando lo que no pueden preguntar muchos.