Iphone X: La nueva joya de Apple sale a la cancha

0
155
¿Por qué razón deberíamos adquirir el nuevo iPhone X?

Cada vez que la gran manzana lanza su nuevo buque insignia se genera una puja por el segmento de la gama alta. Apple siempre ha sido el ejemplo exacto de la innovación inmediata. Rumbo estratégico que desde la ausencia de su mentor ha ido perdiendo con el correr de los años. Veremos aquí si la nueva propuesta continúa con la tendencia de sus predecesores.

Display Infinito

Desde que la tendencia corporativa se ha inclinado hacia las pantallas generosas la historia parece haber dado un giro. Apple siempre se mantuvo reticente ante tales incorporaciones siendo los modelos Plus los más generosos en cuanto a la extensión. Pese a los marcos, la compañía jamás pudo incrementar su relación de aspecto por lo cual lo máximo que habíamos visto hasta la fecha eran unas 5,5 pulgadas.

El cambio aquí será de 0,3 pulgadas mayor a su predecesor, cifra que en los papeles no presume demasiado. No obstante lo importante aquí será la ausencia de márgenes generosos, factor que nos permite tener una gran pantalla en un cuerpo comedido. En cuanto a la tecnología Apple por fin ha decidido decantarse por la OLED, algo que Samsung viene perfeccionando desde hace ya varios años.

Rendimiento extraordinario

Si el rendimiento del último iPhone 7 era abrumador no podemos esperar mucho menos de la nueva versión. El procesador A11 Bionic destaca por su potencia bruta, algo en lo que Apple siempre ha sido el mejor gracias a la fluidez de su sistema operativo. A priori creemos que este chipset está destinado al procesamiento de resolución de la nueva cámara.

Fotografía y filmación

Implementar dos sensores tampoco es algo nuevo, los fabricantes lo han estado utilizando para obtener mejores resultados e incluso algunos equipos de gama media ya lo incorporan.

Los dos sensores de 12 megapíxeles están destinados a obtener un resultado distinto mediante la utilización del zoom. En cuanto a calidad de fotografía podemos esperarnos unos resultados excelsos. Aunque este año la competencia los tenga con la soga al cuello. El punto de distensión aquí será la grabación a resolución 4K a 60 FPS. Algo que ningún celular ha podido ofrecer hasta la fecha.

Aunque aquí tendremos una segunda opción. El mismísimo iPhone 8 también podrá hacerlo con lo cual sus posibilidades no son exclusivas del nuevo terminal.

Seguridad

Gracias a la implementación de una pantalla sin marcos tendremos algunos cambios físicos que no pasarán inadvertidos. La ausencia del lector de huellas por limitaciones de espacio obligó a los diseñadores a optar por una segunda variante, el reconocimiento facial. No es mi intención ser redundante pero también es algo que hace poco Samsung ha incorporado en sus últimos equipos. Para colmo en su presentación Tim Cook tuvo la mala fortuna de que este no funcionara correctamente. Acto fallido que al menos nos permite el beneficio de la duda. Además por falta de botón las acciones se realizarán con determinados gestos. Será cuestión de acostumbrarse.

Diseño y autonomía

Las críticas de siempre parecen haber sido escuchadas. La carga rápida e inalámbrica llegó a la nueva camada de iPhones por lo que su diseño también tuvo que modificarse. Tendremos vidrio en la parte trasera lo cual lo hará un poco más estético aunque también más delicado. El cristal jamás ha sido una gran opción después de todo. En tanto la batería será de 2700 mAh, amperaje que presume estar entre el iPhone 7 y el 7 Plus, cifras que decepcionan más de la cuenta.

Precio y conclusiones

El iPhone X es un arrebato tecnológico de Apple para intentar volver a ensanchar la brecha con sus principales competidores. El precio de lanzamiento a tener en cuenta será el de 1150 dólares debido a que en estas líneas solo tendremos en cuenta a la versión de 256 GB de almacenamiento.

Como puntos positivos destacamos la iniciativa de reconocimiento de la gran labor de la competencia. Entre ellos la carga rápida, la tecnología OLED, la pantalla infinita, la doble cámara y demás incorporaciones novedosas para aquellos que jamás invirtieron en Android. Es de sabios aprender de cada uno de esos errores para destacarse en el mercado, al menos en los próximos años.

Aunque quizá esto también debiera reinterpretarse como un factor negativo dado a que salvo la grabación a 60 FPS a máxima resolución. No hay nada que este nuevo iPhone pueda ofrecernos como innovación. Quedará a criterio de cada usuario decidir si vale la pena o no pagar la astronómica cifra que en nuestro país rondaría los 40.000 pesos. Cada loco con su cuento.