Goleada histórica: Alemania humilló a Brasil y clasificó a la final

0
95

En la previa del partido se veían venir algunos condimentos que favorecían a unos, y perjudicaban a otros. Alemania sin su mejor fútbol buscaba poder acceder a esa final que se le viene negando desde hace tanto. Brasil en tanto, sin su figura principal por lesión, y sin su capitán pese a la segunda tarjeta amarilla en el partido frente a Colombia.

Lo que vendría después sería absolutamente catastrófico. A los 10 minutos llegaba el corner de Kroos para que Muller anote el primero. Alemania arrancaba con el pie derecho pero daba la sensación de que aún no había nada dicho. Doce minutos después, Klose se transformaría en el goleador máximo de la historia de los mundiales. Ronaldo tenía una doble amargura.

Los minutos siguientes serían el clímax central de ésta historia. Kroos a los 24, y a los 26 transformaba el partido en una goleada histórica. En media hora, el panorama se transformaba en una tragedia.

Para colmo, Khedira anotaba el quinto gol del marcador. La humillación del conjunto carioca sorprendía el Mineirao, lo peor de todo fue que Alemania no sacaba el pie del acelerador. Buscaba el sexto, buscaba humillar al rival para demostrar su potencial, y evitar así posibles cuestionamientos.

En la segunda mitad, la verdeamarelha buscaría el humilde descuento. Para su desgracia, Neuer sería una muralla viviente. Primero a Oscar, luego a Paulinho. No había forma de compensar lo que había sucedido en el primer tiempo. A los 68 minutos, tras un buscapié de Lahm, Schürrle marcaría el sexto. Antes del partido, si se preguntaba que significaba el sexto, más de uno pensaba en el posible campeonato carioca. Nadie imaginaba un contexto así. Encima de todo, el futbolista del Chelsea marcaría su doblete al minuto 78.

Parecía que todo lo que tocaba Alemania sería gol, pero lo más sorpresivo fue la reacción del público, que aplaudió de pie al conjunto teutón. En el Mineirao, se escuchó el “ole” de la goleada, y no es de iluso creer que más de un brasilero lo gritó. Si bien Oscar pudo marcar en el final, la tristeza parecía no tener fin.

Brasil eliminado, humillado en su propio país. Alemania envuelto de honores, y gloria se introduce en la ansiada final en el Maracaná. Mientras, espera el ganador de Argentina, y Holanda.