¿El escenario del mago? ArgenMessi 3 – 0 Colombia

0
231

“Messi es un mago, pero los magos necesitan escenarios” aseguraba ayer por la tarde, en diálogo con el programa “Líbero” emitido en la señal Tyc Sports, el entrenador campeón del mundo en Argentina 1978, César Menotti.

Al parecer, los comentarios del Flaco habrían surtido efecto en el mejor futbolista del mundo, quien tuvo una descollante actuación en la goleada argentina 3-0 ante Colombia en San Juan. L10 la descosió. Convirtió un verdadero golazo de tiro libre a los 9’ del primer tiempo y asistió a Pratto y Di María para poner las cifras definitivas en el marcador y darle aire al seleccionado argentino que terminará la doble fecha dentro de la zona de repechaje para ingresar al mundial a un punto de Chile, su próximo rival.

5

Las declaraciones de Menotti abren el juego a un profundo análisis sobre cómo juega nuestra selección: ¿Argentina cumplió hoy con el escenario que su mago necesita, o acaso el talento del 10 superó todo tipo de escenario y rival? A continuación intentaré desandar un poco el rendimiento del equipo y cómo logró potenciar –o no- la actuación del mejor del mundo.

El abastecer a Messi:

 2302572h180

Uno de los temas tabú del seleccionado argentino en la era Messi. Siempre se ha dicho que L10 no juega como en el Barcelona porque no cuenta con la misma calidad de compañeros ni el mismo circuito de juego. Esto es cierto, sin dudas, pero a pesar de ello hoy pudimos ver al Messi del conjunto Culé.

Mucho se habló de la inclusión de Banega como socio para Lionel, sin embargo el nivel de Ever hoy no fue para nada el esperado. Perdió muchas pelotas en lugares de riesgo y no pudo gravitar en el juego, al punto tal de haber sido reemplazado cerca de los 15’ del segundo tiempo. Esta noche, quien más le acercó la pelota al 10 fue Biglia –uno de los más subvalorados por el rol silencioso que ocupa en el terreno de juego-, pero sabemos que es un jugador incluido para ocupar otro rol. Si repasamos los goles, el foul a Messi viene de una descarga del volante de la Lazio, el centro del 10 a Pratto nace de un pase de Otamendi y el tercero de una pelota que recupera L10 antes de pisar el área cafetera. Entonces, ¿hoy se lo abasteció bien a Messi? Humildemente, creo que no -o al menos no mejor que otros partidos de esta eliminatoria-, pero considero que hubo un aspecto que fue lo que mejor hizo el equipo para el mejor del mundo.

La ocupación de espacios sin pelota:

3

Este fue un factor que el seleccionado nacional llevó a cabo muy satisfactoriamente durante los 90 minutos. Argentina arrancó jugando 4-3-3, con Messi parado inicialmente abierto por la derecha para terminar libre por el centro, tal y como juega en España. Es cierto que hay muchas cosas por pulir, pero hoy volvimos a ver algo de los mejores partidos del equipo que dirigía el Tata Martino y que tanto bien le hace al juego del 10. Tanto Mercado como Más –aunque en menor medida- se desplegaron constantemente en el ataque llevándose marcas de defensores y abriéndole el campo a Messi con espacios y opciones de pase. A su vez, las rápidas descargas de Biglia y el buen tándem que formaron en la primera parte entre Mercado, Biglia y Messi fueron de lo más incisivo en el juego de una discreta selección Argentina.

Párrafo aparte para otro que favoreció el juego de L10. La inclusión de Pratto en el equipo representó un recurso extra para el conjunto albiceleste. En algunos pasajes del partido, cuando no se podía jugar corto por la presión colombiana, el pelotazo al 9 para que la cuide hasta tomar posición más adelante o genere fouls fue muy bien aplicado por el equipo de Bauza. A su vez, los movimientos sin pelota de Pratto, similares ­–salvando las enormes distancias- a los que realiza Suárez en el conjunto catalán, permitieron que los arranques de Messi con pelota en dirección al arco sean más peligrosos para el equipo de Pekerman.

Hablar dentro de la cancha:

2

Otro tema controversial de esta época en la Selección. Nunca falta el ignorante que sentencia livianamente que Messi no tiene personalidad o que no aparece en los momentos difíciles. Hoy, en el partido más caliente de las eliminatorias, el que realmente si se perdía quedábamos complicados pensando en la clasificación al mundial de Rusia, apareció Messi en todo su esplendor. Algunos dirán que contra Brasil también era importante – y sin dudas que lo era-, pero el rival que Argentina debía superar en puntos era Colombia. Nadie quería perder contra Brasil, y menos con la pálida imagen que dejó el equipo, pero el cotejo clave de esta serie de dos era contra los colombianos.

A los 9’ del primer tiempo, el mismo tiro libre que contra Brasil no pasó la barrera, hoy se clavó en el ángulo izquierdo de Ospina. La ventaja que no pudo marcar en el tanteador nuestra selección con aquel tiro de Biglia que tapó muy bien Allison, hoy se plasmó en el marcador. Esta ventaja y el público a favor -tal y como le pasó al Scratch el jueves pasado- desarrolló en L10 la confianza para desempolvar todo ese talento que le dio la vida y nos permite disfrutar a aquellos que amamos el fútbol.

También cabe destacar que la inclusión de jugadores con personalidad de Selección –como han demostrado ser Mercado, Funes Mori y Pratto- y que en su psiquis no juegue el peso de las tres finales perdidas ayudó a que la actitud del equipo mejorara en tan solo 5 días.

6

Retomando la premisa inicial, no creo que la noche sanjuanina haya sido el escenario ideal para disfrutar de la magia de Messi. Hubo cosas que se hicieron bien, como ya mencionamos, pero todavía hay que mejorar varias otras. Si vamos a considerar que los centrales puedan ser eventuales lanzadores de juego, pensemos en jugadores que puedan cumplir con ese rol. Si queremos encontrarle un socio futbolístico que le alcance la pelota al 10 debemos pensar en un jugador cuyo primer pase sea claro y no pierda tantas pelotas en zonas riesgosas para el equipo.

Hoy se dio un paso, pero que el resultado no opaque la realidad. El partido de Argentina como equipo fue discreto, pero se vio potenciado por el talento del mejor del mundo y la tranquilidad del temprano resultado a favor. En lo táctico se encontró el camino, quizás haya que pulir algunas cosas de los intérpretes, tanto de los que están como de los que pueden llegar a estar.

De todos modos es entendible, no olvidemos que Bauza asumió sabiendo que sus primeros 6 cotejos serían por los puntos. Se trató de mantener la estructura y recién hoy, con un Messi brillante, se vieron algunos pasajes interesantes. Esperemos se aproveche el parate de fin de año y, tras un merecido descanso, Argentina termine de encontrar el rendimiento que pueda ponerlo, una vez más, en las primeras planas a nivel mundial.