Desahogo Monumental: Argentina gano “como sea”

0
107

Con un rato de Messi, un arbitraje polémico y pocos argumentos, Argentina derrotó a Chile por la mínima en su regreso al Monumental y volvió a meterse entre los clasificados para Rusia 2018.

Por la 13° fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018, Argentina cumplió con la premisa y le ganó a Chile “como sea”. Fue 1-0 por un penal mal cobrado que Messi cambió por gol.

Con este resultado, el seleccionado de Bauza cierra la fecha dentro de la zona de clasificación (En el tercer lugar de la tabla con 22 puntos) dejando fuera de ella al conjunto de Pizzi (Sexto detrás de Ecuador).

En un partido jugado con mucho nerviosismo, el combinado nacional contaba con una única premisa: “ganar como sea”. Tras la agónica victoria colombiana, Argentina arrancaba el partido afuera de Rusia y debía enfrentar ni más ni menos que a Chile. Verdugo de las últimas dos Copas Américas. Quienes también contaban con una premisa importante: lograr su primer triunfo en la historia jugando en nuestro país.

Messi y el gol de Argentina

¿Lo que vale es la intencion?

La intención de jugar el partido duró tan solo 15 minutos. En ese lapso, la albiceleste mostró algunos chispazos e intentó ser protagonista de las acciones, sin demasiada claridad. Uno de los actores principales fue el árbitro del encuentro, Sandro Ricci. El brasilero tuvo dos fallos determinantes y claramente favorables al conjunto del Patón.

Primero, a los 6 minutos de juego, tras un centro de Alexis Sánchez que termina en gol de Fuenzalida. El árbitro decide invalidar la jugada por un supuesto offside. En la acción se podía ver claramente que Vargas no peina la pelota. El ex jugador de Boca estaba perfectamente habilitado. El gol chileno debió ser convalidado.

Minutos más tarde, Mascherano da un pase en profundidad hacia Di María quien cae dentro del área chilena. Para Ricci es foul de Fuenzalida y penal para Argentina, aunque las imágenes demuestren lo contrario. El mejor futbolista del mundo (quien con poquito le alcanzó para ser lo mejor de la cancha) le puso la firma y marcó cifras definitivas.

Argentina Bolivia el proximo encuentro

El resto del cotejo sobró por completo, siendo de lo más ordinario que recuerdo a nivel selección. Chile intentó sin ideas mediante arrestos individuales de Sánchez. El mejor de la Roja, con un tiro libre en el travesaño. Argentina esperó que esos intentos no tuvieran precisión.

Poco hay para destacar más que el haber cumplido con la premisa inicial, ya que nos vuelve a poner dentro del lote de clasificados a Rusia. Sin embargo, no existió juego asociado en ningún momento y volvimos a ser Messi dependientes.

Fueron rescatables las actuaciones de Mercado (Uno de los pocos apellidos coreados durante el partido), Otamendi y Biglia; y Di María tuvo algunos arranques que siempre complican a toda defensa. El resto del equipo quedó en deuda y lejos de lo que sabemos que pueden rendir.

Lo que viene

El próximo compromiso será el martes ante Bolivia en los más de 3600 metros de altura de La Paz. Probablemente veamos otro partido desnaturalizado por el contexto y esperemos que el resultado nuevamente acompañe a nuestra selección.

Sin embargo, de aquí en adelante, ojalá se trabaje seriamente en un sistema de juego acorde a los intérpretes que tenemos -O que podemos llegar a convocar a futuro-.

Las formas importan y se gana más seguido cuando se propone algo más que un “como sea”.  Es muy complicado imaginarnos a Messi levantando la Copa del Mundo, si Argentina no propone algo más que esto en encuentros eliminatorios.

El que no quiera creerlo puede tomar el ejemplo de Brasil. Hace 7 fechas cambió de entrenador estando fuera de la zona de clasificación. Priorizo el cómo jugar, ganó todos los partidos y hoy está prácticamente dentro de la cita máxima del fútbol.