Canasta básica: Estadisticas y manipulación política

0
125

Analizamos la idea de Canasta Basica. Te la explicamos para que sepas que se discute a la hora de discutir sobre paritarias y salarios.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) es un concepto creado para fines sociales. Principalmente, medir la evolución tanto de los precios, como la pobreza y las necesidades básicas del hogar promedio.

Existe también el concepto de CBT (Canasta básica total) en la cual se incluyen el resto de los gastos de la familia promedio, incluyendo todos aquellos que no corresponden al rubro alimentos.

En Argentina, hasta enero de 2017 eran necesarios aproximadamente $13.225 para cubrir la canasta básica total en un hogar de 4 miembros. Este número no se determina mágicamente, también está directamente ligado a la construcción de la canasta la cual a su vez varía en el tiempo. Ya que las costumbres de la población también cambian en el tiempo.

A día de hoy se incluyen artículos de lo más diversos en diferentes cantidades. Vino, jugo concentrado, hígado de pollo, dulce de batata, galletitas dulces y de agua, etc.

Esta es la canasta:

Sin título

Está claro que no todos consumen estos productos. Pero en promedio toda la población lo hace. Por otro lado, la CBA toma en cuenta las necesidades calóricas para una alimentación adecuada. Esto garantiza (O casi) que quien tenga el número mínimo de ingresos podrá acceder a una alimentación de calidad estándar.

Según estudios sobre el comportamiento argentino. Nosotros gastamos aproximadamente 2 veces y media más en otros productos que en alimentos. Este número es el Coeficiente de Engel y da cuenta de la proporción del ingreso que los argentinos utilizan en alimentos.

Cuando un hogar se encuentre por debajo de la CBT, podemos afirmar que está bajo la línea de la pobreza. Este tipo de cuestiones hacen que se modifique con fines políticos. Por ejemplo, utilizando coeficientes de ENGEL menores que bajen el número necesario para no ser pobre.

La canasta y la política

Otro aspecto puede ser la reducción de la canasta. Un gobierno que quiere ocultar estadísticamente la pobreza puede apelar a estos artilugios para poder afirmar que es socialmente exitoso. Mientras que un gobierno que pretende magnificar la pobreza puede realizar el proceso inverso.

Por eso cuando nos dicen “la pobreza es 30%, está en los números, los números no mienten” debemos tomarlo con pinzas. Los números son manipulables y políticos. Cualquier organización con una agenda de intereses particulares puede alterar artificialmente tanto cifras de pobreza, homicidios, etc.

La verdadera forma de entender y tomar como honesto un número es también subjetiva, ya que la pobreza puede percibirse de diferentes formas. Las preguntas correctas a hacer son “¿Cómo llegaste a la conclusión de que es 30%? ¿Cómo fue armado ese estudio? ¿con que especificaciones y quien lo condujo?”

El grave problema de nuestro país y de tantos otros es que los incentivos están puestos para que el gobierno de turno muestre lo que quiera mostrar. Manipulando lo que no debe ser visto. Es un grave conflicto de intereses en el que mismo Estado debe controlarse así mismo por la sencilla razón de que siempre tendrá en vistas el mantenimiento del partido.

Esto nos hace preguntarnos entonces ¿Qué es la pobreza? Y ¿Por qué esta aumenta? La primera pregunta es una discusión un tanto filosófica. Mientras que la segunda está basada en la primera y pareciera ser aún más difícil de responder.

Sin embargo, a veces el aumento o disminución en la pobreza pueden explicarse de una manera muy sencilla, porque la política así lo precisa.