Con Boca casi campeón, todos miran a las Copas

0
243

Tres resultados debían darse para que Boca saliera campeón este fin de semana; se dieron dos, y solo el triunfo de Banfield evitó la vuelta olímpica del Xeneize. De cualquier forma, únicamente una catástrofe similar (o peor) a la que le ocurrió al equipo de La Volpe en 2006 podría quitarle el título a Boca. Es más, puede salir a jugar en Bahía con el trofeo en las manos.

Boca Casi Campeon

Con el apoyo imparcial de miles de hinchas neutrales que fueron a ver fútbol en Mar del Plata, Boca barrió sin problemas a Aldosivi. La cuenta la abrió Pavón con un remate violentísimo y, casi de inmediato, la amplió Centurión con algo de suerte. Más bien, el (des)mérito fue del arquero Vega.

Partido liquidado y a otra cosa. Los marplatenses pudieron descontar, pero el travesaño se lo negó a Lugüercio. El Xeneize aprovechó y a la primera de cambio aceleró. Vega se lo detuvo a Centurión, pero en el rebote quiso barrer como un defensor y le cometió penal a Ricky. No lo pateó Benedetto para sumar en la tabla de goleadores, sino Gago, que lo hizo bastante mal; pero Vega no estaba en su noche y no consiguió contener la pelota.

Gago sí se encargó de lanzar excelentes pases desde el medio, y en uno de ellos la jugada finalizó con el cuarto gol, de Jony Silva. Goleada implacable de Boca para ponerle el sello al campeonato. Cuando más dudas aparecían, el equipo de los mellizos dijo presente. Y ya empieza a festejar…

River se despidió rápido

El que no festeja es Gallardo. River venía con envión y la derrota con San Lorenzo pegó fuerte. Ya sin la excusa de las ausencias y con todas sus figuras, ni la historia ni la camiseta ni la actualidad alcanzaron para superar a un Racing con esquema ultra defensivo pero con un animal en ataque como Lautaro Martínez. El juvenil, en una jugada similar a la del gol de Centurión, puso la piernita y metió el primero.

La Academia amontonaba gente en defensa y River, sin ideas, no le miraba la cara al tercer arquero racinguista, el juvenil Gómez. Para peor, Barbieri estiró la ventaja en el arranque del segundo tiempo y, un ratito después, el Huevo Acuña se escapó, Batalla se mandó la de cada domingo, hizo la estatua, y el volante de la selección marcó el tercero.

Cocca se confió y sacó delanteros. River, abatido y sin juego, fue por decantación y casi termina empatando. Un gol de Larrondo y otro de rebote de Maidana le dieron algo de suspenso a un partido que merecía llevarse la visita. Y lo hizo. River, fuera de la pelea por el título, ya piensa en la copa. Racing también, pero en la clasificación para la próxima.

El Taladro sueña

Si Boca no fue campeón el domingo, es porque el viernes Banfield ganó y se ilusiona con el torneo y las copas. Durísimo partido contra Rosario Central, desequilibrado desde el comienzo por la equivocada expulsión a Pinola, que simplemente empujó a Brian Sarmiento.

En una jugada confusa Sperduti puso en ventaja a los locales, pero Pachi Carrizo empató para la visita en el arranque del segundo tiempo. No duró mucho la igualdad: Sarmiento se activó y puso a bailar a los hinchas del Taladro con un soberbio tiro libre.

Central intentó pero no hubo caso. Y en el final, Colman cometió un penal inocentón que Cvitanich cambió por gol. Banfield, el único equipo que puede arrebatarle el título a Boca, todavía sueña con molestar. Y de paso, se mete en la próximas Copa Libertadores y Sudamericana.

Todos por las Copas

Con Boca casi campeón, la lucha por las copas pasa al primer plano. Banfield parece adentro y a River le falta sumar una victoria para meter los dos pies en la Libertadores. Por los otros dos cupos, batalla hasta el final. Hoy, Estudiantes con 50 y Newells con 49 se meten.

Pero La Lepra solo por diferencia de gol, ya que Independiente, Racing y San Lorenzo están con el mismo puntaje y en cacería. Un punto detrás, Colón, que sumó una victoria fundamental contra el Ciclón en Santa Fe y se metería de lleno en la pelea por la entrada a las Copas.

¿Que paso en la parte baja?

En la zona baja, Sarmiento, Atlético Rafaela y Quilmes dijeron “chau” y jugarán la próxima temporada en la B Nacional. Por el cuarto cupo, la disputa es cruenta. Olimpo ocupa esa plaza, pero tiene solo un punto menos que Arsenal.

Con otra divisoria se miden Huracán, Temperley y Aldosivi. El Globo, en ese mini torneo, aventaja por uno al Celeste y al Tiburón. De estos cinco equipos, uno descenderá y verá la Super liga por tele. Queda una semana para sufrir. Y gozar.