Arrancó la Superliga: Boca y River ganaron en una fecha a puro gol

0
130
¿Que dejo la nueva Superliga?

Inició una nueva era en el fútbol argentino. En realidad, si del cambio en la televisación hablamos, esto sería una transición hasta el arranque (¿octubre? ¿noviembre?) del fútbol premium. Quizás estas primeras fechas sean el convite, la invitación a comprar el producto Superliga. Si es así, la presentación no pudo ser mejor: un promedio de más de tres goles por partido conmina a, al menos, dudar un poquito si vale la pena poner el billete.

Dos impresiones dejó la primera jornada de la Superliga; una es que la mayoría de los equipos, por lo menos en el comienzo de la temporada, salen a la cancha con ambiciones ofensivas. La segunda: sigue habiendo notables diferencias entre los equipos poderosos y los que apenas pueden llegar a fin de mes. Boca lo demostró.

Boca sigue vigente

El campeón arrancó sin despeinarse. Y eso que Benedetto, autor del primer gol a los siete minutos, no tiene mucho para peinar. Pero no perdió el olfato el goleador del último campeonato. Pase cinco estrellas de Gago, desborde eléctrico de Pavón y centro preciso para la llegada al gol de Pipa.

Con Wilmar Barrios como guardián, el triángulo Gago-Pérez-Cardona jugó a placer. Es cierto, Olimpo opuso poca resistencia, pero el mediocampo xeneize dio muestras de lo que será esta nueva versión del equipo de Guillermo; más posesión y circulación del balón y menos electricidad sin Centurión. Con Gago como generador, nuevamente, llegó el segundo gol. Vía Pavón también, pero esta vez con definición de Pablo Pérez (más ayudín).

Pudo ser Gago, pero se lo anularon (mal) por offside. Terminó siendo de Benedetto, de penal, el tercero que selló la victoria cómoda en La Bombonera, con Tevez como espectador. Festejo triple para Pipa. ¿Metió otro? No, pero un ratito después del partido se confirmó el llamado de Sampaoli para la Selección con miras a los partidos con Uruguay y Venezuela.

River trabajo pero pudo en el sur

En el sur, el River de Gallardo, todavía con Alario (¿se queda?), debió transpirar ante un Temperley que seguirá siendo un hueso duro de roer para todos. En la disputa sin resolver entre Enzo Pérez y Scocco, el ex Newells se anotó un poroto convirtiendo el gol de la victoria.

Josué Ayala, arquero surgido en las inferiores de Boca (debutó en el triangular que consagró al Xeneize en el Apertura 2008), tuvo su noche de gloria: le tapó el gol a todo River (menos a Scocco, claro) y especialmente a Alario, que derrochó un par de situaciones clarísimas. Del otro lado, Lux no se quedó atrás: manotazo salvador para proteger los tres puntos. Trabajado triunfo de River que pone sus energías en la Libertadores.

El clásico desilusiono

El partido morbo de la fecha quedó en la nada. Una caída podría haberlo eyectado de la dirección técnica de San Lorenzo y un triunfo haberle dado aire, pero el empate lo deja a Diego Aguirre en la misma situación: sindicado como el culpable del mal andar del equipo por hinchas y dirigentes, el entrenador permanece conectado a un respirador artificial hasta los cuartos de Copa ante Lanús. El empate con Racing (goles de Lisandro López y Cerutti) no cambia la ecuación. Aunque bien podría haberlo hecho Triverio…

Independiente muestra pergaminos

La revolución es un sueño eterno. No lo firma Andrés Rivera sino Ariel Holan, líder de la revolución roja extendida en el tiempo. Ya no tiene a Rigoni, figura en el primer semestre, pero Independiente recupera a Martín Benítez (¿se queda?), estandarte de la victoria en el debut. En Huracán convirtió su primer gol prestado Wanchope Ábila.

Gimnasia vs Defensa y Justicia, errores y gol para todos

El partido de la fecha lo protagonizaron Defensa y Justicia y Gimnasia. Más que defensa, ataque. Errores por doquier, bloopers de los arqueros y emociones varias en Varela. Al final, ocho goles, seis de ellos en el primer tiempo.

Es difícil superar lo que hicieron el arquero de Gimnasia y la defensa del Halcón en sendos terceros goles, pero en Córdoba, Pasquini y Monetti se combinaron para hacer una burrada que marcó la visita de Lanús a La Docta. El Granate tiene la cabeza en la Libertadores.

Caruso, las eliminatorias y su show

La próxima semana no hay fecha, porque se juegan las eliminatorias. Sampaoli hace su debut oficial al mano de la Selección en una durísima parada frente a Uruguay. Llega con buenas noticias: el presente goleador de Messi, Dybala e Icardi. Como Higuaín, tampoco estará en Montevideo Caruso Lombardi.

Muchos lo pedían para dirigir al elenco albiceleste, pero a Ricardo nunca lo convocaron. Tiene sus propios problemas. Contrató una veintena de refuerzos, perdió feo con Vélez y terminó expulsado por insultarse con plateistas de Tigre. Son todos ignorantes.