10 consejos para mantener el valor de tu plata

0
352
¿Prat Gay te sigue robando la plata? 10 consejos para ganarle de mano

En estos tiempos de inflación, incertidumbre económica a nivel macro y salarios reales débiles respecto a los precios. Ya con el aguinaldo en nuestros bolsillos ¿Ya pensaste como darte un respiro? Acá te proponemos 10 formas de poder conservar tu poder adquisitivo:

  • Divisas:  Las divisas son las monedas extranjeras. Podés utilizarlas para evitar la inflación en pesos. Y si bien lo más común es el dólar, podes convertir tu dinero en euros, reales o cualquier moneda que consideres confiable.
  • Plazo fijo: Una alternativa tradicional para quienes le escapan al riesgo y a preocuparse. Nuestra misión es encontrar el banco que nos brinde las mejores tasas para mantener nuestro poder de compra en el tiempo y cobrar los intereses generados sin problemas.
  • Ladrillos: Si te sobran unos pesos y crees que podés pagar una cuota mensual por un tiempo, podrías considerar invertir en fideicomisos de construcción que al final del plazo te permitan estrenar un departamento por una fracción de su precio. ¡A tener en cuenta la reputación de la constructora! ¡Que te lo entreguen a tiempo!
  • Fondos comunes de inversión: Si crees que no podes o no tenés tiempo de capacitarte en finanzas y preferís que otros con conocimientos administren tu dinero, existen instituciones que se encargan de analizar cuáles son las mejores acciones para invertir y encargan de comprarlas través de una sociedad de bolsa, a cambio de una comisión. Para invertir en FCI´s, no es necesario invertir grandes cantidades, se hace de forma inmediata y son inversiones seguras (las inversiones que hace el fondo administrador se realizan por inversionistas profesionales y son supervisados por entidades del gobierno).
  • Emprender: Abrir un negocio propio es una de las mejores vías para obtener ganancias, pero hay que tener en cuenta a la hora de emprender es que realmente tenés que sentir pasión por lo que haces. A su vez, demanda grandes cantidades de tiempo, sin embargo, puede llegar a ser sumamente satisfactorio si realmente se disfruta lo que se hace.
  • Stockear productos: Durante épocas de procesos inflacionarios gran parte de las empresas deciden acumular materia prima porque saben que subirá de precio en el corto plazo. Vos podés hacer lo mismo con productos sin fecha de vencimiento. Por ejemplo, podrías aprovechar para comprar papel higiénico, detergente, fideos o cualquier cosa que creas que vaya a subir de precio o que te gustaría tener en mayor cantidad.
  • Invertir en la bolsa de valores: Para la mayoría de las personas la bolsa es un interrogante grande y es un mundo desconocido. Pero no se trata de la locura que vemos en las películas, para comprar una acción solo necesitamos una computadora o un teléfono. Las decisiones en muchos casos las podemos consultar con nuestro bróker (sociedad de bolsa) que nos orientará de manera profesional. Dentro de la bolsa de valores, además de contar con las conocidas acciones, también encontramos múltiples alternativas que brindan mucha seguridad, incluso más que el plazo fijo. Las siguientes alternativas requieren tener una cuenta comitente en una Sociedad de bolsa. Acá podes averiguar más sobre comenzar a invertir en bolsa
  • Cauciones: Funciona de la misma forma que un plazo fijo. Le das tu dinero al mercado (a otros inversores) y ellos te devuelven el dinero pasado el plazo. Suele tener tasas más altas las del plazo fijo. Y contás con una garantía, es virtualmente imposible perder el dinero. Ni siquiera otro “2001” te afectaría.
  • LEBACS: Consisten en prestarle tu dinero al gobierno a una cierta tasa, y te devolverá el capital + intereses pasado el plazo. Es una inversión muy segura que brinda tasas altas respecto a los plazos fijos tradicionales.

Bonos: Funcionan igual que las LEBACS, pero son a mayor plazo y podés recuperar tu           dinero comprando o vendiendo el bono cuando lo desees. Una de las más grandes       ventajas de los bonos es que compras bonos con tus pesos y recibir intereses en dólares. Suelen tener tasas que rondan entre los 3.5% y 7%  dependiendo del plazo del bono, lo cual es un retorno más que interesante considerando que cobramos en dólares y estamos completamente cuidados de la inflación en pesos.

  • Cheques de terceros: En la bolsa, quienes necesitan efectivo hoy mismo y poseen pagarés o cheques de pago diferido a 30, 60, 90 o 365 días pueden descontarlos gracias a inversores como nosotros quienes les damos el efectivo y nos hacemos luego del plazo con el dinero del cheque. El documento está asegurado por sociedades de garantía recíproca lo que nos garantiza el cobro.

Las alternativas que tenemos son muchas, algunas son más comunes y otras no. Hay que animarse a lo nuevo. Al fin y al cabo, es beneficioso para nosotros y nuestro futuro. Recordemos que son cosas que no se enseñen en el colegio, ni en la familia y tampoco en la universidad. Es cuestión de aprender y ser conscientes de que lo mejor que podemos hacer es educarnos financieramente hablando llegar a un mayor bienestar económico.